Reflexiones en CECA Lima 2014 (Parte I)

Compartimos con ustedes algunas de las intervenciones que realizaron los expositores que asistieron el Encuentro CECA Lima, una instancia en que la conversación, el debate y las ideas tuvieron gran protagonismo.
—————————————————————————————————————————————————-
Sonia Guarita
Sonia Guarita.
Sonia Guarita do Amaral (coordinadora de Proyectos Especiales CECA – LAC, Brasil)
“Sociedad contemporánea x identidad cultural”
“… La antropóloga brasileña Lilian Swartz afirmó en entrevista reciente: “la identidad de un pueblo es una construcción social que está en constante modificación pues es un juego de espejos que se constituye de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro “
Por lo tanto la misión y la tarea de las instituciones museológicas debe ser: colocarse frente a esta nueva perspectiva e intentar abrir filones de investigación y experimentación con el objetivo de que sus usuarios desarrollen la capacidad de asumir puntos de vista renovados, que permitan el enriquecimiento de sus identidades. Tenemos que reconocer que son las elites que forjan una cultura y ahí estriba nuestra responsabilidad como educadores culturales”.
Daniel Castro
Daniel Castro.
Daniel Castro (director Casa Museo Quinta de Bolívar, Colombia)
“Museos y bien común: la educación museística como práctica de libertad”
“Un museo no sólo es un sitio de historias en intersección, sino también de intersección de significados. SI apelamos a la figura del ciudadano, como una categoría que no sea vista como un bloque homogéneo, sino como un gran campo de intercambios, necesidades, relieves, caracterizaciones, pero donde no prime la enunciación diferenciada, sino la identificación consensuada, considero que el rol de los museos en función de su contribución al cambio social será más relevante, que si nos quedamos trabajando con solamente las comunidades identificadas a partir de una taxonomía similar a la que los museos realizaron en sus primeras fases de consolidación como entidades al servicio de una ideología: negros, mestizos, indígenas, mujeres, gays, héroes, pueblo, etcétera”.
 ¿Cuál el camino para poner en acción esas ciudadanías, y para ejercer una práctica de libertad genuina? Creo identificar algunas alternativas para hacer posible esa práctica de libertad: La primera es insistir en que nuestros museos deben instalar un discurso genuino de renovación de su razón de ser, en la que se instale un norte conceptual y filosófico  preciso y diáfano que trascienda las simples funciones de conservar, investigar o comunicar los acervos que se encuentran en nuestra custodia. Por otra parte ejercitar la dimensión poética en todas sus posibilidades de enunciación, polisemia, juego, humor, que le den la opción al ciudadano-visitante de acogerse al discurso que le hable de manera directa y sincera (…) Asimismo permitir que ese ciudadano-visitante participe desde el comienzo de los procesos conceptuales, curatoriales, museográficos y comunicativos con sus interrogantes, iniciativas, dudas y expectativas, y de esta forma quebrar las jerarquías organizativas y verticales que han sido la constante en las instituciones educativas y culturales como los museos. Otro aspecto es poder reconocer que la pedagogía constructivista, investigada y promulgada por nuestro colega y amigo George Hein puede ser una herramienta que active de manera efectiva la participación genuina en la que las construcciones de experiencia significativas y de construcción de significados se hace posible cuando se asume que es de manera activa que creamos comunicación, y que es por medio de esa comunicación que identificamos que el conocimiento no existe fuera del individuo sino que hace parte integra de su cognición y sensibilidad desde que nace.
 Y  finalmente acogerse a una verdadera práctica transdiciplinaria (…) entendida y practicada a partir de una actitud abierta de respeto mutuo y de humildad frente a mitos, religiones, sistemas de conocimiento, relegando cualquier tipo de arrogancia o prepotencia. En su esencia, un ejercicio transcultural no hegemónico que  navegue por ideas venidas de todas las regiones del planeta, de tradiciones, de culturas diferentes. En síntesis y esencia una ética de la diversidad.”, que tal como se colige debe ser aplicada y entendida en los espacios museísticos como una “ética y práctica de libertad”.
 
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s